9.6.07

Código ético de la bailarina en la Danza Oriental

Interesante... Fragmento del código ético (www.aprendedanzaoriental.com) .
Realizado por Shalimar Mattar, editora del diario "Oriente, Encanto y Magia", objetivizando la organización y valoración de la danza del vientre en Brasil. Este es el resultado de un trabajo conjunto y democrático que contó con la participación de 439 practicantes de este arte (aficionadas y profesionales) durante un período de 10 meses de trabajo. Fue publicado durante el "1º Simposio de la Danza del Vientre" que tuvo lugar en São Paulo en marzo de 2002
Bailarinas:
Son consideradas bailarinas de danza del vientre todas aquellas que, poseyendo los conocimientos y la experiencia necesarios, presten servicios artísticos profesionales (shows) mediante honorarios.
- Cabe a la bailarina profesional cumplir con todas las cláusulas pautadas en el contrato para la prestación de servicios artísticos junto a su contratante.
- La bailarina profesional debe cuidar su imagen moral de la categoría que representa:
a) Manteniendo respeto y elegancia para con el público y/o contratante.
b) Trabajar de forma adecuada a los patrones de la categoría durante sus presentaciones.
Correcta conducta ética entre bailarinas profesionales:
- Cuando se asiste a la presentación de otra bailarina y/o alumnas, dedicar el debido respeto y atención.
- Cuando estuviera realizando una presentación en conjunto, ser solidaria y diseccionar el trabajo, con espíritu de equipo y unión.
- Tener conciencia de que cada profesional posee un estilo propio que la diferencia y, así saber apreciar y admirar, con la debida humildad, todas las variadas formas de expresar un mismo arte.
- Respetar el local de trabajo de otras profesionales. Son consideradas actitudes antiéticas:
- Interferir en el contrato de trabajo de otra profesional siendo consciente de este hecho.
- Distribuir material de propaganda personal durante servicios contratados por medio de otra bailarina.
- Criticar el desempeño o denigrar la imagen de otra profesional frente al público, contratantes o demás colegas.
- Transformar una presentación colectiva en disputa personal de vanidades, interfiriendo en la calidad del trabajo presentado.
- La forma en que una profesora y bailarina se refieren a su/s maestra/s es un ejemplo que será seguido por sus alumnas a posteriori. Quien no respeta a su maestra no valora su propio arte. Se recomienda siempre el aval médico antes del inicio de las actividades, como en cualquier actividad física.
Las responsables de la elaboración del Código de Ética esperan que la unión, la humildad, la seriedad, el respeto y el amor sincero al arte estén siempre por encima de cualquier diferencia personal. Que estos lazos que nos aproximaron hasta aquí en favor del objetivo único de valorar y organizar nuestro arte se fortifiquen cada día mas, alcanzando a todas las practicantes de la danza del vientre de Brasil. Y esperamos que esta misma actitud se extienda por todo el mundo.

No hay comentarios: