14.2.13

Lo malo en la Danza Oriental

Increible a veces el mundo de la Danza. No entiendo porque la gente es tan competitiva, y no deberían tener miedo a otras bailarinas, tanto nuevas como las que han sido sus profesoras. Este mundo es muy grande. Y solo con tu esfuerzo y tu trabajo demuestras donde estás, no con amenazas y malos juegos se consigue un nombre. La humildad y el trabajo son las claves del exito.
Cuando yo comencé en el Estudio Spiral, en Granada, con mi profesora Teresa, prácticamente no había profesoras. Cuando se incorporan a este mundo bailarinas es motivo de enriquecimiento no de envidias. En mis 18 años que llevo bailando nunca le he dicho a nadie donde tiene que bailar y donde no. A ver si somos más humildes y vemos las cosas de otra manera. Así sufrimos menos y disfrutamos de la esencia de la Danza Oriental.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hellena, es la primera vez que veo tu blogg...tiene buena pinta...aqui tienes a una seguidora más...:)
me ha gustado este post, bonita y sabia reflexion...
un besote sandra

ALF dijo...

Me encanta tu blog. Desde luego da otro punto de vista de este arte del que estoy enamorada gracias a Vídeos danza árabe como este http://www.youtube.com/watch?v=RhF_WKW4zqg

ALF dijo...

Perdón, que he visto que no se veía bien el enlace: aquí va el vídeo http://www.youtube.com/watch?v=RhF_WKW4zqg

Anónimo dijo...

Helena como me ha gustado éste tema, parece qué me hayas leído la mente...
La danza oriental es maravillosa, no hace falta competir con nadie más qué contigo misma, para superarse cada día y aprender más y bailar mejor.
Yo también me he dado cuenta de la rivalidad no sana qué hay entre bailarinas a veces..y las envidias.
Por qué si a todas nos apasiona la danza? Somos compañeras con un amor en común no?
Algo por lo qué te admiro es porque eres una grande entre las bailarinas y no por eso dejas de ser una persona humilde, súper trabajadora y ayudas a otras bailarinas a avanzar, crecer y mejorar. Eres muy cercana y un encanto.
De verdad qué te admiro y me inspiras.
Cómo tu dices, humildad y trabajo son las claves del éxito.
Hay qué dejar de lado las influencias negativas.