31.3.08

"El respeto de la bailarina Oriental"


Este fin de semana estuve en Barcelona en el módulo 1 de profesoras de los talleres de Munique Neith. Llevo yá muchas horas con ella, más de un año recibiendo sus clases siempre que puedo, y cada vez que acudo a una de sus talleres, ya que aprendes lo que creías que no existía, y te inspirá para seguir hacia adelante. Después de muchos años para mí ha sido un regalo conocerla para poder seguir aprendiendo, porque ahora ella es mi profesora.
Cómo decía, llevo muchos años en esto de la Danza Oriental, más de 10, pero como he escuchado este fin de semana..., una profesora es como un vaso de agua en el que las alumnas van absorviendo, y la profesora debe ir llenándolo. La continua formación de la profesora es imprescindible.
En este último taller de 10 horas estuvo repasando algunas cosillas muy interesantes:




-El código de ética de la bailarina: el respeto de la bailarina a las otras.




Vivimos en un mundo en el que encuentras a chicas que apenas llevan 3 años luchando deslealmente por tener un par de actuaciones, un mundo de odios, envidias y competencias absurdas que ellas mismas crean. El mundo de la falsa bailarina.
Recuerdo una vez que una alumna mía que apenas llevaba 3 años bailando, y dedica gran parte del tiempo a buscar espectáculos en restaurantes..., me dijo un poco resignada al saber sobre otras bailarinas y sus actuaciones:
-"Es que sólo se pueden encontrar actuaciones si tienes contactos y vestidos"...
Madre mía, y yo que creía que las actuaciones salían por la profesionalidad de la bailarina y los años que lleva en el escenario.
Todo esto me recordó a un comentario que hizo Munique sobre el Marketing. Acusar a una bailarina de tener éxito por el marketing es algo absurdo, por mucho marketing que se haga de un producto, si el producto no es bueno, el éxito es fugaz. Pongamos de ejemplo a los "triunfitos" de la tele. En fín, existe Youtube, aquí podemos ver el gran arte que tienen muchas maestras: Munique; Morgana...
Es una manera muy desleal quitarle el mérito y el trabajo a alguna compañera de Danza Oriental. Poner cualquier excusa absurda justificando el éxito de las otras bailarinas está fuera de nuestro arte.
Las cosas están ahí, al alcance de todos, miremos los videos de grandes bailarinas, y no vendamos otra cosa como mejor aunque nos llevemos un beneficio egoista y económico...





Dentro del código encontrábamos este aspecto muy importante:
-El profesor debe poner el curriculum encima de la mesa, disponible para todos los alumnas. Esto me recuerda a una alumna mía que fue a un taller de una profesora que se vendía como lo mejor del lugar, el problema es que no la conocía, no tenía referencia de su trabajo, y tampoco había escuchado hablar de ella, encontrar un video suyo era imposible... y fue, no obstante, al taller intensivo que proponía. El fraude vino después. Mi alumna pagó el taller y no lo terminó, poco después publicó esto que comento en otra entrada de mi página: http://helenadanzaoriental.blogspot.com/2007/11/los-as-falsantes.html
(Munique señala un mínimo de 3 0 4 años para dar clases).

-"No desanimar a ir a tomar clases con otros profesores o profesoras", hablar mal de otro profesor/a para evitar que tu alumna no se vaya a ampliar sus conocimientos es algo que está fuera de lugar en el código de ética del profesor, y que por desgracia ocurre mucho.


... En definitiva, no tratemos a otro como no te gustaría que te trataran a tí...

Además del amplio código de ética, repasamos la historia de la danza oriental, instrumentos, bailarinas legendarias, ritmos, folclores... Munique nos demostró su magnífica técnica, nos mostró su trabajo, su constancia y dedicación. Además de su simpatía y cariño.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué razón tienes, yo he comprobado que la más criticada es la que más destaca, las envidias están al orden del día. Besos desde Córdoba. Marta

Helena Rull dijo...

Pero como he corroborado este fin de semana, todas no tenemos el mismo código de ética y moral. A veces esas críticas deben ser tomadas como elogios, porque quien levanta envidias no puede ser considerado como ignorado, y la mayoría son admirados.
Tengo grandes compañeros y compañeras profesionales de la danza oriental, y cada una de ellos ha recibido en sus carnes la cara de la envidia.
Quien crítica es porque necesita rebajar a las demás para sentirse al nivel... Yo doy gracias a mis padres que me han educado para que vea lo positivo de cada persona, la verdad es que se aprende hasta de las alumnas, hay que ser humilde... Yo, por ejemplo, siempre veo lo positivo de toda profesora o alumna, y respondo con admiración, pero otras por su educación o personalidad (quien sabe) no pueden soportar los éxitos ajenos, y responden con crítica maliganas, en el fondo sólo desean llegar a tener el éxito de lo que critican. El trabajo al final es reconocido.
Debo decir tb. que siempre priman las personas que dan apoyo y muestran su maravillosa personalidad, son pocas las personas que mueren de envidian y rabia, de miles sólo sería un 1%.