27.2.09

La unión hace la fuerza

En Backstage (me encanta esta foto)...
En clase...

Con Sadie..., que nos dió una lección de humildad.


Si algo me ha enseñado la experiencia es que la unidad de un grupo de Danza Oriental hace que progrese de una manera acelerada. Con frecuencia, las risas y el aire distendido de una clase de Danza Oriental hace que se transmita ese sentimiento. En clase bailamos, aprendemos y nos divertimos, sin olvidar que en el escenario vemos el producto de las clases.
Sadie, ha sido la novedad de este mes, y al conocerla y verla bailar me dí cuenta que no sólo había técnica, además percibía algo más que llenaba todo el escenario, cuando pude conocer como era su forma de ser me dí cuenta que todo aquello especial que volaba por el escenario cuando bailaba, era su maravillosa personalidad humilde, sencilla... Al fin y al cabo la danza es un medio de transmisión, y eso se nota en el escenario.
Todo esto viene a algo que me ocurre...: siempre que llevo el día cansado, es decir, agotada después de quizá 4 horas de clases, me encuentro el grupo de los lunes y miercoles de 21 horas a 22 horas, que siempre me sorprenden con una sonrisa, compañerismo, sencillez y apoyo a los demás grupos. Gracias a ellas se me olvidan las horas que pesan sobre mi espalda. Aunque las clases son alegres y joviales, sus actuaciones en los festivales siempre son espectáculares.
Llevo meses queriendo ofrecerles una dedicatoria, pero creo que ahora es el momento más apropiado.
Por supuesto no me puedo olvidar del resto de los grupos, a los que dedicaré a cada uno de ellos una dedicatoria, que sin ellos no podría vivir. Son los que me dan apoyo, consejo y algún regalito de vez en cuando que guardo de manera más especial.

8.2.09

Éxito total en el Festival de Sadie

Tod el teatro completo, y más de 40 personas se quedaron sin entradas.
Un exitazo.
Gracias a todas las bailarinas, y las profesoras que vinísteis a vernos.